Duda y despertar.

Cuanto mayor es la duda, más grande es el despertar.
Cuanto menor es la duda, más pequeño es el despertar.
Cuando no hay duda, no hay despertar.

Proverbio zen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enseñando con el silencio.

Cada día es un buen día.

Zazen: ¿Solo una técnica para principiantes?...