Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Permaneceré como un leño...

Imagen
Cuando sienta el apego
o el deseo de enfadarme,
permaneceré inmovil como un leño,
sin hablar, sín hacer nada.

Cuando mí mente esté salvaje,
burlona, llena de orgullo o arrogancia,
cuando desee exponer los defectos ocultos de otros,
revivir discordias o engañarlos,
cuando intente alabarme
o criticar a otros,
o desee insultar o provocar una pelea,
en esos momentos,
permaneceré como un leño.

Cuando desee riquezas, honores, fama,
tener un séquito de seguidores que me atienda
y cuando quiera que otros me veneren y respeten,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

Cuando quiera desentenderme de beneficiar a otros,
dedicarme a mis propios intereses,
sí siento necesidad de charlar,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

Sí surge la impaciencia, la pereza, el miedo, la arrogancia,
la charla sín sentido, la parcialidad hacia los mios,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

La práctica del Bodhisattva.
SHANTIDEVA - Maestro budista (687-763).

Necesitamos la energía...

Imagen
Necesitamos la energía de la plena consciencia para reconocer y estar atentos a la energía de nuestros hábitos en el momento en que se manifiesta. La consciencia nos permitirá evitar que los hábitos nos dominen. Bebemos una taza de té pero no somos conscientes de que la estamos bebiendo. Nos sentamos junto a la persona que amamos pero olvidamos que está allí. En lugar de vivir el momento estamos en otro sitio, pensando en el pasado o en el futuro. Debemos iluminar con la luz de la consciencia todo cuanto hagamos para que la oscuridad que provoca la falta de atención desaparezca. La primera función de la meditación es Detenernos y la segunda es Serenarnos, para volver una y otra vez a la plena consciencia. Fuente: El corazón de las enseñanzas de Buda. Thich Nhat Hanh. Ed. Oniro-2012.

Comprender la raíz.

Imagen
Solamente comprender la raíz original,
no preocuparse por las ramas,
es como captar
el reflejo de la luna,
en una joya pura.

Nadie quiere practicar zazen, pero todo el mundo quiere comprender el Zen por la lectura de libros o de sutras.
Sin embargo cuando se busca la verdad por la práctica se puede atrapar la esencia de las cosas y no hay más necesidad de preocuparse de las ramas.
De esa esencia, de esas raices nacen las ramas y las flores efímeras, pero la gente se preocupa más de las flores que de las raices. La práctica de zazen representa la raiz, la fuente. Pero se prefiere más estudiar, analizar, disecar con el cerebro que practicar con el cuerpo. Para practicar hay que poseer la verdadera fe.
Atrapar el reflejo de la luna en la joya pura significa que se está en armonía con la vida cósmica, con el orden cósmico. La luna simboliza el sistema cósmico y la joya pura, el verdadero ego, el ego de zazen, puro y límpido, no oscurecido por las ilusiones.
Por la práctica de zazen, inconsciente y…

...como el discurso de un sordomudo.

Imagen
La enseñanza de un monje zen debe ser como el discurso de un sordomudo.

Yoka Daishi (665-713)

La lengua del Zen no es ni el japonés ni el inglés ni el francés, sino la de los gestos, la de la expresión de los ojos, de las manos, de los pies, de todo el cuerpo.
El verdadero Zen se transmite i shin den shin.

Vigilad, examinad, permaneced, evitad...

Imagen
Vigilad continuamente las puertas de los sentidos mediante la cautela y la atención.
Examinad continuamente vuestra mente.
Permaneced ciegos ante las faltas de los demás, viendo solo las vuestras.
Evitad el egoísmo y el orgullo.
Proclamad las cualidades de los demás manteniendo ocultas las vuestras.
Abandonad todo deseo de beneficio y fama.
Sed siempre generosos con los demás y evitad la tacañería.
Despojaros completamente de la envidia y los celos.
Proteged siempre a los demas.
Aprender a ser humildes.
Tratad de hacer felices a los demás.

Sed cuidadosos y cumplid con vuestros compromisos.
No menosprecié
is a nadie y actuad siempre de manera respetuosa.
Al aconsejar a otros, hacedlo con amor y preocupación por su bienestar.
Dejad que os empape el rocío del amor y la compasión.


Lama Atisha (982-1054) Uno de los principales maestros de Vikramashila ( una de las universidades mayores y más famosas de la India budista ).