Un maestro...

Un maestro abandona la maldad,
es sereno,
deja todo atrás.
No se siente ofendido
y no ofende.

Aforismo budista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cada día es un buen día.

Enseñando con el silencio.

Zazen: ¿Solo una técnica para principiantes?...