Los tres elementos esenciales en la práctica del zen (1/3)

Los tres elementos esenciales en la práctica del zen:

 El primero de los tres elementos de una práctica de zazen es una fe profunda -daishinkon-, que va más allá de una creencia.
El ideograma  kon significa raíz y el de shin fe. Es decir una fe firme y profundamente enraizada, inamovible, como un árbol inmenso. Una fe no contaminada por lo sobrenatural o la superstición.

El budismo con frecuencia ha sido descrito a la vez como una religión racional y una religión de sabiduría. Pero lo que la hace una religión es ese aliento de fe, sin el cual sería solamente una filosofía. El budismo comienza con la iluminación suprema del Budha, a la que llegó tras extenuantes esfuerzos. La fe firme se basa en esta experiencia de iluminación del Budha.

Sin una fe inamovible en el corazón de la enseñanza del Budha es imposible llegar lejos en la propia práctica de zazen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enseñando con el silencio.

Cada día es un buen día.

Zazen: ¿Solo una técnica para principiantes?...