Permaneceré como un leño...

Cuando sienta el apego
o el deseo de enfadarme,
permaneceré inmovil como un leño,
sin hablar, sín hacer nada.

Cuando mí mente esté salvaje,
burlona, llena de orgullo o arrogancia,
cuando desee exponer los defectos ocultos de otros,
revivir discordias o engañarlos,
cuando intente alabarme
o criticar a otros,
o desee insultar o provocar una pelea,
en esos momentos,
permaneceré como un leño.

Cuando desee riquezas, honores, fama,
tener un séquito de seguidores que me atienda
y cuando quiera que otros me veneren y respeten,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

Cuando quiera desentenderme de beneficiar a otros,
dedicarme a mis propios intereses,
sí siento necesidad de charlar,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

Sí surge la impaciencia, la pereza, el miedo, la arrogancia,
la charla sín sentido, la parcialidad hacia los mios,
en esos momentos, permaneceré como un leño.

La práctica del Bodhisattva.
SHANTIDEVA - Maestro budista (687-763).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cada día es un buen día.

Enseñando con el silencio.

Zazen: ¿Solo una técnica para principiantes?...